tracción lisérgica

12092541_964181543642803_914703681_n

Alvaro Elorza, o mas bien conocido como “Rino”, es uno de nuestros skaters favoritos, nos ha deleitado con innumerables hammers y una serie de movimientos dotados de elasticidad y expresión corporal. Su estilo y su mochila de trucos y spots han sido moldeados en gran parte por la ayuda de sustancias ancestrales. Algunas cosas se pueden explicar mejor que otras, pero como dice nuestro invitado de lujo: “vivi tu propia experiencia”


A veces antes de actuar uno piensa, imagina, proyecta la situación y la manera en que quiere que ocurra. Puede parecer práctico utilizar este método, pero es fácil enroscarse y forzar las cosas. Este sería el accionar racional,  ya sea por comodidad para desenvolvernos en la rutina diaria, por falta de capacidad o por simple ignorancia, es el más utilizado por las personas.  Por otro lado, hay una realidad puramente intuitiva, donde se deja de lado el intelecto y se percibe la realidad mediante instinto. El cerebro solo manda señales rápidas de supervivencia y necesidades básicas, sin medir ni restar. En este estado Uno es una puerta abierta a esa información ancestral grabada durante millones de años en nuestro ADN. Estaríamos entrando en contacto con nuestro Homo Sapiens…
Para llegar a ese tipo de percepciones el hombre se ha servido de la meditación, experiencias acrecentadas y psicodélicos.

12910009

Switch Backside 180 – Villa Carlos Paz / Foto por Mariano Karlen

Es evidente que los psicodélicos han hecho de las suyas en el ámbito del arte. Sino que dirían Jimmy Hendrix, Peter Hughes  o Jeff Phillips.
Con respecto a nosotros, amantes de la patineta, es digno de ser experimentado. Digo, el patinar bajo percepciones Sapiens. No pensar ninguna rutina, no medir nada, solo patinar improvisando, pateada a pateada… La cabeza la dejamos en casa para cuando volvamos y tengamos que pagar la cuenta de la luz.

Lo lindo del patinar de esta manera es que uno ya no es presa de nuestro juicio, no tratamos de hacer algo que hayamos visto en un video o de enroscarnos muchos intentos. Es algo más parecido a un paseo, donde todo es perfecto, y vamos a favor de la corriente. En mi caso disfruto mucho eso, más que el tecnicismo.Es muy loco cuando te sorprendes haciendo algo que nunca imaginaste, y más loco cuando la haces de un par de tiros o uno! en esos episodios llenos de magia.

En el momento en que empieza a subir el colocón y ya sentimos el mono en la espalda, la pera que quiere quedarse fija en una carcajada durante horas es cuando estamos desnudos, ya no tenemos nuestros miedos, nuestras inseguridades ni ninguno de nuestros mambos mentales, todo lo que tenemos es amor, de lo que deriva creatividad y espontaneidad. La sensación de estos días mágicos es sublime; llena de amor y libertad, los cuales son excelentes condimentos para una linda patinada.

12076568_814339725351852_1237447240_o

Flip – Córdoba / Foto por Agustin Cervai

Como Albertito ha dicho más de una vez, la lentitud es la clave de la salud. Es por eso que es tan buen aliado el ácido, derriba la línea de espacio tiempo, otro producto de nuestra mente, así uno puede quedarse mirando una vaquita de San Antonio durante horas, o patear a puro goce por las calles sin ir a ningún lado. Uno se siente liviano sin todas esas cosas de la cabeza, y la energía es mucho más rendidora, ya que no estaríamos perdiendo aceite.
Y como todos sabemos, la patineta es una máquina y el corazón su motor. Aquí la razón de los beneficios. Cuando la máquina no pierde aceite el esfuerzo del motor es menor, además otorga una visión primate muy curiosa, tal vez usas ese spot que estuvo siempre ahí pero antes no te habías dado cuenta que se podía usar de esa manera o cosas por el estilo…

12910017

Ollie – Villa Carlos Paz / Foto por Mariano Karlen

Estoy hablando de muchas cosas lindas, y tal vez algunos de los que lean este artículo no se hallan colado ni un cuarto. Sin hacer apología a la meditación,  a los psicodélicos ni a ninguna otra técnica eficaz para llegar a estos estados, lo único que se puede decir es: Viví tu propia experiencia.
Elegí vos mismo, tenes un mundo lleno de colores esperándote, donde están todas las herramientas necesarias para lograr lo que puedas imaginar, y claro, lo que no también.

boble-01

No Comply Polejump – Córdoba. / Foto por Agustin Cervai


Palabras por Alvaro Elorza

Introducción por Mariano Karlen.

Retrato por Diego Vargas.

Dejanos tu comentario!

Seguinos en Instagram  @confortmag