Mostro – Radiografía

Mostro Skate Zine nace en Buenos Aires a principios de 2015. Mediante el uso de la película fotográfica, Mostro ha logrado retratar lo extraordinario del supuesto orden establecido de una ciudad. Así como un viaje sin destino, este articulo nos pasea de un lugar a otro conducidos por la fina interpretación del espacio que caracteriza a esta revista.


fondo.

u (Del lat. fndus).

  1. m. Pint. Espacio que no tiene figuras o sobre el cual se representan.

Fachadas o medianeras de edificios, bajos o altos, rascacielos repletos de oficinas, residencias grandes o pequeñas casitas, largas paredes con columnas, laterales enormes de vidrios espejados, pasillos, callejones, avenidas amplias o callecitas estrechas, árboles decorativos o altas palmeras en un bulevar, veredas anchas o casi inexistentes con baldosas lisas o rugosas y desiguales. Muchos elementos conforman el fondo de una ciudad, el lugar donde la gente se mueve y se transporta, el lugar que le da sentido a estas figuras y las denomina como tales. Es la arquitectura y la composición estructural la que rodea e interpreta a las figuras que se desenvuelven dentro de ella. El skate, así como otros agentes citadinos, se amolda a este fondo, sin elegirlo, sino interpretándolo y desarrollándose dentro de él, aceptándolo y aprovechándolo en su propia manera, convirtiéndose en una figura excepcional y creando una relación de reciprocidad en conjunto con éste.

agente.

(Del lat. agens, -entis, part. act. de agre, hacer).

  1. m. Persona o cosa que produce un efecto.

Sobre este fondo arquitectónico que representa la ciudad se desarrolla el skate. Mejor dicho, el skate se desarrolla dentro de, y no sobre la arquitectura, pero de una manera para la cual esta no está diseñada, es decir, para ser patinada. Se produce entonces una violación de la arquitectura al andar en la calle, se transgrede y en cierto sentido trasciende el propósito de la edificación de una ciudad o un pueblo convirtiendo obras de ingeniería y arquitectura en módulos. La prueba, en este ámbito, se amolda al módulo, siendo el skater el que interpreta dicha arquitectura en su manera de andar. Cosa contraria sucede en un skatepark, donde el módulo está amoldado al mayor espectro de pruebas posibles.

vagar.

(Del lat. vagāri).

  1. intr. Andar por varias partes sin determinación a sitio o lugar, o sin especial detención en ninguno.
  2. intr. Dicho de una cosa: Andar libre y suelta, o sin el orden y disposición que regularmente debe tener.

El agente, entonces, reinterpreta su alrededor y lo convierte de acuerdo a su conveniencia. Modifica la arquitectura y la calle pasa a ser un terreno de creación y recreación en vez de un espacio de tránsito. Las calles y veredas de la ciudad pierden su objetivo, es decir, su carácter transitorio, de utilizarse para ir de un lugar a otro, y se convierten en un sitio para desarrollarse en sí mismas. El skater vaga por estos espacios sin un objetivo ni un destino, si no por el simple placer de ir a donde estos lo lleven, dejándose influir por los sucesos espontáneos que se presentan en el mismo devenir de la arquitectura y de otros agentes que conviven en ella. Se crea entonces una correlación entre el skater y la ciudad, en la que cada uno interviene y es intervenido por el otro.

incidencia.

(Del lat. incidentia).

  1. f. Geom. Encuentro de una línea, de un plano o de un cuerpo con otra línea, plano o cuerpo.

Toda luz tiene un espectro. Toda luz viaja por medios únicamente transparentes, es decir, que al chocarse contra un cuerpo opaco, esta crea sombra. Si el cuerpo es translúcido, la luz lo atraviesa de manera distinta, es decir, difuminada o deformada. Toda luz puede ser de dos tipos: natural (proveniente del sol) o artificial (de artefactos producidos por el hombre). Toda luz, sumada a la sombra que crea y a las deformaciones e intensidades de la misma, incide de igual manera en una película fotográfica. Dichos contrastes de luz y sombra hacen que el ojo humano pueda distinguir, dentro de un fondo, a una figura, la cual, a su vez, define y determina dicho fondo, creando un escenario o una toma.

mostro.

(Del lat. mostrum).

  1. m. Producción contra el orden regular de la naturaleza.
  2. m. Cosa excesivamente grande o extraordinaria en cualquier línea.

En el latín antiguo la palabra monstrum deriva de la palabra monere, que, traducido al castellano, significa “advertir”. Mostrum referería, justamente, a una advertencia de la naturaleza, una advertencia que sugería un acontecimiento futuro, ya sea positivo o negativo. Este aviso o consejo que venía de parte de los dioses se personificaba, según las creencias, en seres vivos que nacían con malformaciones. Niños nacidos con falta o exceso de miembros, animales deformes o extraordinarios eran interpretados como una señal divina a la cual había que prestarle especial atención. Desde la Edad Media hasta avanzada la Edad Moderna, la frase monstrat futurum, monet voluntatem deorum (“demuestra el futuro, advierte la voluntad de los dioses”) fue conocida entre la gente de los pueblos, y hasta la actualidad hay grupos de personas que siguen creyendo en lo extraordinario (no ya físicamente, sino en materia de habilidad, pensamiento y estilo de vida) como una señal de algo grande, de algo más allá de ellos mismos.


Palabras por Mateo Barbuzzi.

Introducción por Mariano Karlen.

Fotografías por Barbuzzi, Godoy, Cruz y Bosch.

Seguinos en Instagram @confortmag @mostroskatezine

Dejanos tu comentario.