El skate es para giles.

 

Nuestras decisiones al momento de comprar material de skate, o al vestir determinada marca, influyen de una manera mas que importante en la estructura del skateboarding como industria. Nosotros tenemos la responsabilidad de invertir nuestro dinero de un modo reciproco, fomentando un producto autentico, que pretenda devolverle a la patineta y contribuir con su desarrollo.

Marcelo Gagliano, mas conocido como ” El Chelo”, es la persona que a mi parecer, cuenta con la experiencia y los atributos para desenfundar este delicado tema que nos involucra a todos los patinadores.

 


 

La difícil tarea de hablar de algo que amo, que disfruto, que me apasiona y que al mismo tiempo hoy día paga mis cuentas. La dicotomía eterna del amor contra el dinero, algo tan ambiguo que hasta por momentos desde afuera (y desde adentro) tiene que parecer contradictorio. El skate en Argentina no nació ayer, y como todo lo que nace y crece en nuestro pais, se vuelve autóctono y un fiel relejo de la realidad total, pero anichada. Lo bueno es que en nuestro mundo, somos pocos y nos conocemos mucho.

Muchas cosas en el skate de nuestro país son una mierda, y muchísimas otras son de primer nivel. El crecimiento exponencial de la actividad en los últimos años ha sido increíble y después de muchas idas y venidas históricas, da la impresión que esta vez no va a decaer. Mas allá de las crisis y de los problemas de crecimiento y madurez que aun tenemos como comunidad social y laboral. Sin ir más lejos, he visitado varios países primer mundistas en los que la industria del skate aun no ha logrado el desarrollo necesario para que la gente con ganas de laburar en serio pueda hacer una vida alrededor de esto. Y en la mayoría de los casos, el problema recae en el consumo de productos importados, de seguir viviendo a la sombra de lo que hacen en Estados Unidos.

En materia de productos de fabricación nacional estamos mucho más avanzados que por ejemplo, España. Por lo menos por lo que yo pude ver y palpar en mis visitas al viejo continente. Acá hay marcas de zapatillas con dueños skaters, marcas de ropa, revistas… y hasta las marcas grandes han apostado a contratar skaters para supervisar las acciones y/o negocios que realicen en esta materia. Hasta hemos desarrollado un producto autóctono que le da laburo a gente de acá y de calidad suficiente para estar a la altura de las exigencias populares, a precios realistas… Sí, estoy hablando del viejo y querido GUATAMBU.

10641296_695927487150010_1101177068752979121_n

Publicidad de Comando Skateboards, 2014.

Tenemos la suerte y la gracia de que muchas cosas que están pasando hoy día en materia skate son generadas y/o supervisadas por skaters. Eso es mucho decir, y si todos aprendemos a afinar el ojo de la manera correcta podemos darnos cuenta fácilmente cuales son las cosas que no son generadas por gente idónea. Creo que esto último es algo fundamental en el crecimiento del skate en serio, nadie más que nosotros sabe lo que necesitamos y creo firmemente que los skaters debemos ser, siempre para sumar, críticos y responsables de cada cosa que pasa en nuestro submundo. Que marcas comprar, por què, a quien apoyamos, a quien le damos nuestro conocimiento y para que será usado. Entiendo que a veces a muchos les da lo mismo, pero a los que no, necesitamos de ustedes.

Por ejemplo, si al político de turno se le ocurre que hacer skateparks le rinde… ¿A nosotros? ¿Nos sirve? ¿Quién corta esa torta? ¿A que skater idóneo le dieron laburo? ¿La pista está bien hecha? No hagamos la fiesta de la mediocridad, lo difícil era que inviertan en skateboarding… Ahora que lo hacen, no es difícil asesorarse, y cuando no lo hacen hay que gritarlo, sino ciertas cosas no cambiaran nunca. Es nuestro momento y a veces siento que lo estamos dejando pasar, no lo hagamos. Si la marca que gana millones en base a la patineta y a la “onda skater” no contrata gente apasionada por el skate… ¿Sirve? ¿No te hace ruido? ¿Cómo sabe un licenciado en marketing o publicidad cuantas zapatillas o cuantas tablas necesita un skater profesional? Tampoco caigamos en el reclamo boludo de que exclusivamente por ser skater van a tener que contratarte, hay que estar atentos e instruirnos para poder ocupar esos cargos y demostrar que los negocios skaters son para los skaters. Nadie va a hacerlo mejor que nosotros.

Skatepark de Villa del Parque, un claro ejemplo de falta de asesoramiento. Realizado durante la gestión de Mauricio Macri.

Hagámonos cargo, levantemos la voz, preguntemos, respondamos, enseñemos y aprendamos. Nunca dejemos de avanzar, seamos curiosos, estudiemos. Apoyemos nuestra capacidad y naturaleza skater con más conocimientos en otras áreas.

El skate es para giles, y esos giles que muchos ven boludeando con la patineta, no lo somos tanto. Tenemos las herramientas para demostrar que somos todo lo que podemos y queremos ser. El skate es creatividad, voluntad, solidaridad, respeto, filosofía de vida, es una de las actividades más puras que he podido conocer a lo largo de mi vida. Sin reglas, sin maldades y sin mala leche. Obvio que boludos y garcas hay en todos lados, nada es ajeno a la realidad… Pero piénsenlo y siéntanse orgullosos de ser parte de esto.

siete capas

D.I.Y realizado por la revista 7 Capas y la crew “727” en Mar Del Plata.

 


 

Intoducciòn por Mariano Karlen.

Palabras por Marcelo Gagliano.

Fotografías Por Kevin Enis y Marcelo Gagliano.